Completa el formulario y recibe semanalmente nuestro boletín de novedades.

Boletín #JuevesDeInclusión

En la imagen funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social en el Centro de Salud Familiar Entre Ríos

Los Ángeles: Proyecto piloto favorecerá a 100 niñas y niños con discapacidad

Gracias al convenio suscrito la semana pasada entre la Municipalidad de Los Ángeles y el Ministerio de Desarrollo Social y Familia –a través de su Seremi- 100 niñas y niños de nuestra comuna, con algún tipo de discapacidad, serán beneficiados por un nuevo proyecto parte del programa Fomento de Intervenciones de Apoyo al Desarrollo Infantil (FIADI) del subsistema de protección integral a la infancia Chile Crece Contigo. 

Como piloto en la región, la iniciativa partirá en los CESFAM Entre Ríos, Dos de Septiembre y Nuevo Horizonte y se llevará a cabo en los Centros Comunitarios de Rehabilitación (CCR) de estos establecimientos, los cuales contarán –además- con implementación especial para ejecutarla.

El alcalde Esteban Krause destacó el trabajo conjunto con la Seremi de Desarrollo Social, que con esta acción apoyará directamente a menores de 0 a 9 años y sus familias, de toda la comuna.

“Hoy día hay muchos niños pequeños que han nacido, que tienen algún problema genético –por ejemplo-, que se sienten un poco más postergados y aquí, en este CESFAM, y en el CESFAM Nuevo Horizonte y el Dos de Septiembre, se va a implementar este programa. Así que muy contento con este trabajo que estamos realizando con el Ministerio de Desarrollo Social y también con el Seremi de la cartera, aquí en la región del Biobío”.

El Seremi de Desarrollo Social, Alberto Moraga, indicó que se seleccionó a Los Ángeles por el alto compromiso demostrado en la intervención integral de niñas y niños.

“Nos estamos refiriendo a la posibilidad de ayudar a los niños más vulnerables de la comuna de Los Ángeles mediante este programa piloto, sobre todo aquéllos que tienen alguna discapacidad. Para eso, en los CESFAM de la comuna –particularmente, aquí- van a haber salas con profesionales atentos y ad hoc a cada una de las necesidades, de tal forma que no es el niño el que se adapta al programa, sino que es el programa el que se adapta al niño y, en este caso, a la discapacidad que padece o que está viviendo”. 

Los recursos aportados para poner en marcha esta modalidad, válidos hasta el 31 de mayo de 2021, serán destinados –principalmente- a la contratación de recurso humano especializado y a la adquisición de material idóneo para el trabajo terapéutico a desarrollar con los pequeños diagnosticados.

Este contenido ha sido publicado originalmente por “La Tribuna” en el siguiente enlace externo.